Gabriel Barboza: "La música me ha ayudado a ser una mejor persona"

Se ha desempeñado como profesor de inglés y desde hace cinco años trabaja como recepcionista bilingüe.

Gabriel Barboza, de 37,  fue un chamo bastante callado durante su niñez y gran parte de la adolescencia. Recuerda que cuando en el salón de clases se ausentaba el profesor, él se quedaba en su pupitre sin hablar con nadie. Y, cuando hablaba se burlaban de él,  porque se expresaba de forma diferente a los demás compañeros.

"En ese momento no se conocía el Síndrome de Asperger. Yo sabía que algo pasaba conmigo pero ni siquiera me atrevía a hablar del tema", cuenta Barboza, quien estudió Administración y Gerencia.

Se ha desempeñado como profesor de inglés y desde hace cinco años trabaja como recepcionista bilingüe (inglés y portugués) en el hotel Altamira Suites.

Al mes de estar allí, en una de las evaluaciones que le hicieron, le diagnosticaron Asperger. Esto le permitió comprender muchas de las cosas que le pasaban, por qué se tomaba literalmente algunos comentarios que le hacían y por qué era tan callado.

Sus dificultades para socializar mejoraron cuando comenzó a estudiar inglés en el CVA. "Allí me sentía como pez en el agua. Era un grupo más heterogéneo y empecé a soltarme. Desde los siete años tuve contacto con el idioma. Mi mamá captó mis habilidades y me compraba publicaciones en inglés para practicar", dice Gabriel, quien sueña con estudiar Idiomas Modernos en la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Ingresar al coro del hotel donde trabaja, que dirige la Fundación Emaús, cambió su vida. Además de cantar está aprendiendo a tocar violín y se ha presentado en diferentes escenarios, desde el Teatro de Catia hasta el de Chacao.

"La música me ha ayudado a ser una mejor persona, me permite estar en paz conmigo, he comenzado a componer letras de canciones y quiero grabar un disco. Aprender a tocar violín me ha costado un poco pero con la práctica todo se puede lograr. Mis padres me enseñaron a ser constante y no rendirme, por eso he llegado lejos. Gracias a la Fundación Emaús he conocido a otras personas con condiciones especiales, que logran sus metas y la gratificación es muy grande". 

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.